martes, 6 de octubre de 2009

Introducción (0:00–0:48)

La canción empieza con una introducción a capella de los cuatro integrantes de la banda en Si♭. En el video los cuatro integrantes hacen sincronía de labios, ya que todas las voces de la sección eran partes empalmadas de Mercury, May y Taylor, después de los primeros quince segundos, entra el piano y la voz de Mercury se alterna con las otras partes vocales. La letra presenta al narrador, el cual cuestiona si la vida es real o si es una fantasía:

Is this the real life? Is this just fantasy?

Concluyendo con que no hay escape a la realidad, además de ver si sus actos deforman la realidad en la que él vive. El narrador se define como un "pobre niño" de la vida moderna que pasa distintos estados de ánimo como lucido y deprimido por medio de los versos:

Easy come, easy go

Little high, little low

El sonido, durante este verso presenta una atmósfera soñadora. El fin de esta sección es marcado por la entrada del bajo y del piano, siendo éste tocado a manos cruzadas en Si♭.

Balada (0:48–2:36)

Se observa a un pianista realizando el movimiento de manos cruzadas en un piano, similar al usado por Freddie Mercury en el vamp de Bohemian Rhapsody.
Esta sección comienza cuando Freddie Mercury aparece en el piano y John Deacon en el bajo. El piano es tocado en forma de vamp (una figura repetitiva usada a menudo como melodía principal) en Si♭. El vamp tocado en la balada fue formado en torno a las melodias de My Fairy King y The Fairy Feller's Master-Stroke las dos canciones también escritas por Mercury.
El bajo de Deacon entra tocando la primera nota y los versos vocales son cantados mediante una interpretación apasionada de Mercury.
El contexto de la letra comienza con el narrador explicándole a su madre que ha matado a un hombre usando un arma (posiblemente un revolver), y disparandole en la sien:

...Put a gun against his head,

Pulled my trigger and now he's dead.

Tras esta confesión, el narrador admite que su vida ha llegado al fondo y ha lanzado su futuro "por la borda":

... Life had just begun,

But now I've gone thrown it all away.

La sucesión cromática de notas por parte del bajo es sobre una modulación a Mi♭, a partir de ahí el vamp es tocado en Mi♭(1:19).

En este momento Taylor toca en la batería una forma de balada de la melodia de la canción "We Will Rock You" (2 choques en Bombo y uno en Caja) y el narrador realiza una nueva invocación a "Mama" en Mi♭. El narrador trata de consolar a su madre y pidiéndole que si él no vuelve, que siga adelante como si nada realmente hubiera pasado:

Mama ooo
Didnt mean to make you cry
If Im not back again this time tomorrow
Carry on,carry on
as if nothing really matters.

Una frase truncada en el piano (Mi♭ - Si♭/Re - Do) une una repetición del vamp en Si♭.
Mientras la balada se traslada al segundo verso, el protagonista muestra los dolores y escalofrios que lo aquejan constantemente, mientras Brian May entra y toca las últimas notas del piano en su guitarra (1:50).

El narrador le dice a todos adiós, anunciando que se tiene que ir y que se prepara para "enfrentar la verdad"; la sección finaliza por medio del verso "Yo no quiero morir / a veces quisiera no haber nacido".

Solo de guitarra (2:36–3:03)

Cuando Mercury canta el verso "...I sometimes wish I'd never been born at all...", la banda intensifica el sonido, siendo liderada por el solo de guitarra tocado en la Red Special de Brian May, el cual sirve como puente entre las secciones de balada y ópera. La intensidad sigue aumentando, pero una vez que el bajo completa su descenso, establece una nuevo tono y la banda corta abruptamente (3:03) excepto por una melodía en el piano, tocada en la modulación La mayor.
Brian May tocando la Red Special, guitarra con la cual se grabaron las pistas dedicadas a las secciones solo y hard rock.
El productor Roy Thomas Baker recalca que el solo se grabó en una única pista, en lugar de ser unido en varias pistas. May ha declarado que siempre había querido componer "un pequeño tono que podría usarse como contraparte de la melodía principal, y que no quería tocar la melodía". El guitarrista dijo también que su mejor material salió de forma tal que: "Los dedos tienden a ser predecibles, a menos que el cerebro los lidere".

Ópera (3:03–4:07)

La sección operática comienza con una serie de melodías rápidas en La♭, la cual contiene varias elaboradas partes de versos unificados en una sola pista, describiendo su llegada al Purgatorio por parte del narrador. Al principio de la sección, Mercury canta acompañado de un piano, y luego aparecen las voces de Mercury, May y Taylor, acompañadas de un coro formado por varias pistas empalmadas, un piano, la batería, el bajo y un timbal sinfónico. La grabación de las pistas vocales duraba desde diez a doce horas por día, resultando como producto final 9 grabaciones separadas principales, el número de 180 grabaciones distinas es una exageración ya que las 9 pistas son repetidas a través de toda la sección. A su vez, las pistas estaban formadas por mezclas sucesivas. Roger Taylor dijo que las voces de él, Mercury y May combinadas creaban un amplio rango vocal: "Brian podía cantar bajo, Freddie mediano y yo era bueno con las partes altas". La banda, además quería crear "una pared de sonido", que después fue hecha por medio del efecto de campana, usado en los versos "Magnifico" y "Let me go".

En cuanto a las referencias usadas en esta sección se encuentra a Scaramouche, el fandango, Galileo Galilei, Fígaro y a "Basmala," como facciones rivales que pelean en una especie de batalla o juicio por el alma del narrador. La introducción de la canción es recalcada mediante los versos "I'm just a poor boy, nobody loves me" (Soy sólo un pobre chico y nadie me quiere). La sección concluye con un coro cantando "Beelzebub has a devil put aside for me!" (¡Belcebú puso un demonio para mí!) en un bloque tocado en la tecla Si mayor. Roger Taylor llega a la interpretación con un falsete en Si♭5.

Usando la tecnología disponible por aquel entonces, se tardó tres semanas en completar la sección operística. Roy Thomas Baker dijo que "Cada vez que Freddie cantaba un 'Galileo', tenía que agregar una pieza de cinta más al rollo".

Hard rock (4:08–4:55)

El final de la sección operática trae un agresivo hard rock con un riff de guitarra escrito por Mercury y grabado en dos pistas. Mercury canta enojado versos dirigidos a un desconocido "Baby", acusando a éste de la traición, el abuso y la insistencia en el verso "can't do this to me, baby" (No puedes hacerme esto, baby) que podría interpretarse como un flashback de ciertos acontecimientos que ocurrieron en la sección anterior de balada "just killed a man" (acabo de matar a un hombre). Tres guitarras ascendentes continúan, lo que puede describirse como algo que había que luchar con la canción en el ejercicio de vivir. Mercury llega tres veces a la nota tenor en Do5, en el final de los versos 'de "So you think you can love me and leave me to die" (Pensabas que podías amarme y dejarme morir).
Peraino describe que, a raíz de la sala de audiencias del juicio en la sección operística "el héroe se vuelve desafiante", de piedra y sale victorioso del juicio como un rebelde.
Whitely relaciona este "gran sentido de urgencia" de Mercury con una "agitación interior de abandonar la seguridad de Mary Austin, llegando a términos con el estilo de vida homosexual". Aunque los comentarios de Austin fueron de entendimiento y sigue siendo un amigo cercano de ella, el verso "just gotta get out" (sólo quiero salir) es una metáfora de la desesperación a medida que se acerca el clímax final.

Outro (4:55–5:55)

Después de que Mercury toca octavas ascendientes de la escala en Si♭ en modo mixolidio, la canción regresa al tempo y forma de la introducción. Una guitarra acompaña el coro "ooo, ooo yeah, ooo yeah". Una melodía de guitarra en dos pistas es tocada por medio de un amplificador creado por John Deacon, llamado por sus compañeros de banda "Deacy Amp". La línea que Mercury canta "Nothing really matters..."(Ya nada realmente importa) reaparece, además de un nuevo sentido de la libertad en cuanto al rango vocal del cantante.
Roger Taylor, baterista de Queen, es el responsable de tocar el gong, en el final de Bohemian Rhapsody.

De acuerdo con Peraino, esta sección final agrega "un nivel de resistencia a la complejidad de la canción en contraste con la encantadora subversión de un rock and roll machista." Esta resistencia es conocida mediante la "postura de la identidad bohemia, que constantemente busca cambios en su personalidad". El verso final dejado como inconcluso: "Any way the wind blows..." (Aunque el viento siga soplando...), es seguido por el sonido silencioso de un gran gong que finalmente expulsa la tensión creada durante toda la construcción de la canción y una repetición de la frase truncada en la sección de balada (Mib - Sib/Re - Do).



"Es una de esas canciones que tiene ese sentimiento de fantasía. Yo creo que la gente simplemente debería escucharla, pensar en ella, y luego descifrar qué es lo que les está diciendo…Bohemian Rhapsody salió de la nada. Investigué un poco, a pesar de que fuera una ópera medio humorística"
Freddie Mercury in 1975 ♥


No hay comentarios: