jueves, 19 de noviembre de 2009


Ayer, mientras corria sin rumbo pensaba en la maravillosa naturaleza bajo mis pies descalzos.
Y hoy?

No hay comentarios: