lunes, 23 de noviembre de 2009



Matilda Wormwood era un pequeña muy especial, a Matilda Wormwood  sus padres no la entendendian, solo porque ella era diferente, ella no miraba la television, ella leia, y amaba leer, pero sus padres se negaban a comprarle libros, solo porque decian que ella tenia en deber de mirar la television, como todos los demas.
Ingeniosa y resuelta, Matilda Wormwood se da cuenta al mucho tiempo de que es más inteligente que sus padres y por lo tanto, no presta atención a sus ideas ridículas.
Cuando comienza el colegio, Matilda tenia un nivel muy elevado, comparado al de sus compañeros, tal es asi que Jennifer Honey cuestiona elevarla a un nivel mayor, pero ni su directora ni otras maestras, aceptaban su alto nivel intelectual, por lo cual, no la dejaron.
No la dejaban seguir creciendo, la estancaban en sus conocimientos, solo por el hecho de ser diferente, pero desde algun lugarcito, ella supo seguir aprendiendo, porque amaba hacerlo, aunque fuera diferente.
Tiempo despues Matilda Wormwood descubre sus poderes telequinéticos. Le confieza esto solo a la señorita Honey, debido a la gran confianza que le tenia, debido a que ella la aceptaba, a pesar de sus diferencias. Ésta al principio duda de los poderes de la niña, por lo cual la invita a su casa, luego de que Matilda dijera de mostrarle los poderes.
Honey le cuenta la historia de una niña, quien perdio a sus padres y fue torturada durante su vida, por su tía, Trunchbull (Directora del colegio al que asiste Matilda)
Matilda deduce que la señorita Honey es la misma niña de aquella horrible historia, y con sus poderes y con sus diferencias, decide idear un plan para castigar a la esa horrible mujer, y ayudar a Jennifer.
El plan es un exito, ya que ella fingiendo un fantasma con sus poderes, asusta y aullenta a la señora Trunchbull del establecimiento, haciendo que le devuelva a Honey todas las pertenencias que le habia robao de pequeña.
Luego sus padres deciden escaparse a España, ya que son perdeguidos por la ley, pero Matilda les ruega que la dejen quedarse con la señorita Honey.
Ellos están de acuerdo, ya que es "una menos de la que ocuparse", y se marchan para siempre.

Y Matilda Wormwood, vivió con la señorita Honey, feliz, con sus poderes, entre sus libros, entre los seres que la aceptaban como era, pero SIEMPRE, siendo diferente al fín.

No hay comentarios: