martes, 7 de septiembre de 2010

Caminamos sobre el fuego, para llegar hasta el agua.



A nadie le interesan las pelotudeces que pasan en mi vida, pero asi como utilizo este espacio para publicar las cosas que mi cabeza elabora, también lo voy a utilizar hoy para desahogarme y tratar de no hacer una locurita, se que ni yo me lo voy a soportar despues.

Voy a empezar cronológicamente por que fui a la ESMA y al Museo del Holocausto (Shoa).
No voy a hacer acotaciones al respecto, porque realmente aunque todo el mundo me decía que era un viaje pelotudo, termino siendo el mejor viaje de mi vida, y no exajero (sigan leyendo)
Tengo que hacer un cuadro, y empezar a escribir lo siguiente.
No se si alguna vez publiqué aca las metas que yo tengo en la vida, o la lista que tengo hasta ahora, no es gran cosa, es una lista que todo el mundo tiene, escrita o no (consciente o inconscientemente)
En el Shoa entable conversaciones con sobrevivientes del Holocausto, sí, con gente de entre ochenta y noventa años de edad, que formó parte de uno de los acontecimientos que mas me importan, y asi como hay gente que lo ve insignificante, yo me he pasado horas y horas y horas investigando.
Ésa era una de las metas de esa lista.
Saben lo mas lindo de haber podido cumplir uno de mis sueñecitos? Que lo comparto con esta pagina en blanco y a ninguno de mis padres les interesó y termine en una guerra campal con mi papá.
Por mas estupido que sea (aunque para mi no lo es) podrías por lo menos prestarme un poquito de atención? Sos mi viejo eu!

Chau

-¿Alguien me presta su casa?
-¡Lara!
-Okey, okey, chau.

1 comentario:

Nico / Nicolino dijo...

es muy comun, a mi me pasa algo parecido... papá no entiende mi pasión por los recitales, el creyó que era pasajera, que se me iba a pasar e iba a dejar de ir, ya me lo dijo, y ya van como 5 años de rock en mi vida, y esta etapa la estoy disfrutando mucho, no se si será eterna, también tengo ganas de hacer muchas otras cosas, volver a hacer deporte, estudiar quizás, etc...

pero bueno... a lo que voy, he llegado a discutir con Mario muchas veces ese tema, y de nada sirve, aunque igual la discusión algo te deja... a veces lo entiendo, a veces no, y a veces nada.

convivir con los padres es jodido, uno los tiene idealizados, y a medida que va creciendo, los sigue amando, quizás los ama más, pero empieza a ver mejor sus virtudes y errores...

pero igual, amo a papá, obvio!
jeje


Laraaaaaaaaa, ojalá podamos vernos pronto, si, sería genial compartir este tipo de opiniones pero en persona.
Te mando un beso enorme!