domingo, 26 de septiembre de 2010

Un Zeppelin que se elevo y nunca mas volvió a bajar...





Hace 30 años, un sábado como éste, nos dejó el que es, personalmente, el mejor batería de todos los tiempos en la historia de la música. El gran John Bonham moría víctima de una borrachera que dejó una dura resaca en los más nostálgicos fans de Led Zeppelin.
Se dice que se llegó a tomar unos 40 vodkas en apenas 12 horas, lo que le provocó un desmayo, con lo que sus compañeros de fiesta le acostaron en la cama. Al día siguiente, el bajista, John Paul Jones, lo encontró en la cama sin pulso. Había muerto después de tragarse su propio vómito.
Así se despedía el ‘oso’, como le apodaban algunos, a la edad de 32 años y dejando un legado impresionante que ha servido de inspiración e influencia en infinidad de baterías hasta nuestros días.

http://www.tiramillas.net/blogs/unblogged/2010/09/24/30-anos-sin-el-motor-del-zeppelin.html





Zepelin: Globo aerostático.

1 comentario:

Nico / Nicolino dijo...

40 vodkas? a la mierda, ese si que estaba loco... pero no por eso, sino por la música, borracho es cualkiera, buen músico: muy pocos.

besos Lara!