sábado, 31 de marzo de 2012

Just a little patience


Siempre fui media seca, y media loca y media especial, pero estoy tan contenta de que a pesar de todo, tener a alguien que me quiera y a quien querer, juro que antes no lo hubiera preferido antes que a nada, pero ahora lo prefiero antes que todo.. 


It'll work itself out fine
All we need is just a little patience

martes, 13 de marzo de 2012

A soul in tension that's learning to fly..



Hablando.. y hablando, un poco de la vida, un poco de la muerte, me di cuenta de que uno piensa en VIDA y su mente se abre se abre se abre, como algo enorme que nunca termina, y en cambio hablamos de MUERTE, la mente se cierra, se hace chiquita chiquita, "¿para qué pensar en algo ya terminado?" dirá. Porque la realidad es que nunca pensamos en la muerte, ni siquiera sabemos lo que es, pensamos en una vida que se termino, y así la mente se hace chiquita o vuelve a pensar en vida y se amplia llenándose de recuerdos.
Es tan fácil temer a lo desconocido, a la muerte, a pensar que todo termina.. aunque es tan lindo tener la mente abierta a pensar que todos aquellos seres están entre nosotros como manera de consuelo, o en una situación de miedo, no pensas en que tu abuelo esta por acá? Cerquita, cuidándote? 
En fin, a lo que iba con todo esto, es que hablando, que es como se la gente se entiende, llegue a la conclusión de los cementerios, de que nunca fui a ver a nadie por mi cuenta, porque en definitiva.. que es lo que voy a ir a ver? Una pared? O para hacerlo mas completo, una pared que esconde los huesos de algo que amé.. que amo? Unos huesos sin alma, sin.. vida. Nunca pensaría que las almas están encerradas detrás de esas paredes que algún día se levantaron para seguir una cultura, que la respeto, pero no comparto. Cada cual tiene sus creencias, la mente humana es muy amplia para quien lo quiere, yo pienso que las almas están algún lado, pero no encerradas detrás de paredes, o bajo el césped, simplemente pienso en almas libres, que me acompañan, me acompañan en todo momento y circunstancia de mi vida, solo cerrando los ojos y sintiendo un poquito la vida, o alguna lagrima que cae.