lunes, 22 de octubre de 2012

Si la lluvia llega hasta aquí voy a limitarme a vivir



Estos días me tranquilizan, son días que en algún tiempo compartí con alguien. Con alguien a quien cruzo y no nos dirigimos miradas. Los compartíamos y los seguí compartiendo hasta mucho tiempo después de dejar de compartirlos físicamente juntos, eran simplemente días de recuerdos... de melancolía.
Actualmente volvieron a ser días míos, y días que juro nunca volver a compartir con nadie (así como tantas otras cosas que una comparte de inexperta en un primer amor), son días que me hacen sentir segura, que me protegen del sol y de la felicidad. Son días opacos donde la ciudad no se mueve, donde la casa esta en calma, donde puedo leer tranquila, donde estoy sola pero hay un  ruido, un movimiento constante que me acompaña. Y puedo tener mil y un rabias encima, que abro la ventana y simplemente me voy con la lluvia hasta que me calmo... no merecía seguir compartiendo estos dias, aunque en el fondo sepa que nunca voy a dejar de hacerlo.
Ahora son mios, como lo eran antes, como lo tienen que ser siempre.

Si tenemos la oportunidad de escuchar Lo que dice la lluvia, creo que realmente entendemos que la lluvia no dice mas que palabras en su propio idioma alentando a cada persona a deshacerse de sus lagrimas, a no llorar sola porque desde algun lugar mas alla cae agua tambien... en algun lugar mas alla de los ojos
La lluvia escucha cada llanto y cada palabras que uno le confíe, porque la gota cae y se deshace.. y no tiene tiempo ni de contar ni de juzgar.


jueves, 11 de octubre de 2012

Ya no hay forma de pedir perdón.



Recordar. Cerrar los ojos. Lagrimas que caen. Suspirar. Tranquilizar. Esperanzar. Destrozar. Suspirar de nuevo. Inclinar las comisuras hacia el cielo. Inclinarlas un poco mas. Inclinarlas otro poco. Fingir la sonrisa. Fingir la tranquilidad. Fingir la felicidad. Fingir. Salir y finir. Luchar. Luchar. Salir. Luchar. ¿Aceptar?

El perdón es divino, pero las oportunidades no lo son. Aceptar que algo no tiene mas oportunidades es mas divino que el perdón, tener el valor de elegir no dar mas oportunidades de que algo siga destruyendo todo lo que cuesta una vida armar, eso creo yo que es divino.
Perdonar solo ayuda, en algun momento, a olvidar.

Simplemente te diria...

Ahora tu cuerpo es sacudido por
pesadillas. Ya no eres
el mismo: el que amó,
que se arriesgó.
Ya no eres el mismo, aunque
tal vez mañana todo se desvanezca
como un mal sueño y empieces
de nuevo.
Tal vez
mañana empieces de nuevo.
Y el sudor, el frío,
los detectives erráticos,
sean como un sueño.
No te desanimes.
Ahora tiemblas, pero tal vez
mañana todo empiece de nuevo.

martes, 2 de octubre de 2012

En un sueño liviano, juntan las manos


Meses y meses pasaron, y cuando fue la ultima vez que te sentaste en ese sillón blanco y hablaste de vos? Ni siquiera podes tener una idea de cuando fue, porque lo mas probable es que no haya existido ese día. Cuando fue la ultima vez que realmente sonreíste sin que lo merezca ningún nombre? Cuando fue la ultima vez que sentiste placer haciendo algo que querías? Cuando fue la ultima vez que hiciste algo que querías?
Cuando va a ser la próxima ves que vuelvas a sonreir?
¿Lejos?
¿Lejos de qué?

No recuerdo exactamente cuando empezo todo esto, pero si se que, aunque me reten, puedo culparte por no dejarlo ir en el momento indicado.. para que algo sea viejo primero se tiene que ir. Todo esto es nuevo para vos, por ahora todo es nuevo. Un vez alguien te dijo que algun dia le ibas a agradecer, porque todo esto servia para largo, porque gracias a dios las cosas aprendidas no tiene fecha de expiracion, y tambien desde pibita aprendiste que muchas veces el dolor, ayuda a sanar... 

Nadie puede cambiar
la música de sus palabras
Son los viejos amores que se aparecen 
sin querer, de repente,
aunque no los nombres 
 Esos que te rescatan de algún abismo, 
los que dan la sonrisa, 
llaman esta mañana domingo por la ventana 
Son los viejos amores que están adentro,
siempre latiendo,
aunque no los nombres