jueves, 27 de diciembre de 2012

Lo que yo quise encontrar estaba atrás y no aquí.



Espero que a pesar de lo horrible que fue este año, me haya enseñado algo para toda la vida, no si se pueden enumerar las cosas que aprendi, en las que triunfe, en las que fracasé, las veces que sonrei, y mucho menos las que llore. En la balanza fue uno de los peores años, pero sin embargo lo unico que espero es no haber perdido el tiempo.
Le di mucha importancia al tiempo siempre aunque intentaba no hacerlo.. a las fechas, a los nombres, a los titulos, a los numeros. Todo eso me jugó en contra este año, el tiempo, las fechas, los nombres, los titulos... aprendi a no dar todo, y tambien gane muchos miedos a lo desconocido, a las relaciones, a los sentimientos, a las emociones, miedo a que todo siga igual. Aprendi a confiar en algunas personas y en otras no, aprendi que las relaciones son complicadas sean del tipo que sean, y por ahora a las complicadas elijo dejarlas de lado. Vivía pensando en los buenos tiempos intentando revivirlos, con las mismas personas, los mismos tipos de relaciones, los mismos pensamientos, las mismas actitudes y entre todo eso no me daba cuenta de que mi vida y yo ibamos cambiando, aprendi a crear nuevos momentos, y a no intentar mas revivir los viejos... si bien el año pasado fue realmente un año para recordar, recordar no quiere decir revivir, lo unico que necesito es crearme nuevos lindos momentos, tal vez con otras personas aunque no me guste, tal vez con otra forma de pensar, tal vez con otros objetivos que cumplir... tal vez sea timpo de olvidar lo que ya no vuelve y eso no incluye personas, sino momentos y una íntegra relación.
Me da miedo que realmente mi vida vaya a seguir con todas las piedras que tuvo este año, quisiera un poquito de paz si toda la vida va a ser asi, a los saltos para no caerse.. pero tal vez ni siquiera importae eso, tal vez impore vivirlo y ya está. La vida es un diez por ciento de lo que pasa, y un noventa por ciento de como lo tomamos, y lo mejor seria que mi meta para el proximo año no sea comprarme la mochila sino (ademas) empezar a tomar todo un poco mejor, si es que nada va a cambiar y los saltos y las piedras van a seguir.
Maduré mucho y eso me hizo sentir bien, a pesar de todo las cosas pasan por algo, y por mas feo que haya sido aprendi a llorar un poco menos y a sonreir un poco mas, no me converti en una piedra pero si soy un poco más fria, más libre y más mujer.

No voy a dejar ni un camino sin andar

No hay comentarios: