domingo, 2 de diciembre de 2012

Mezclar tus horas más frías con un toque de limón.

Y revolver, y enloquecer.


A cada te extraño, a cada te quiero, a cada abrazo, a cada caricia, a cada indicio de un nuevo comienzo con lo único que puedo responder es con indiferencia, con frialdad, con mucho, muchísimo miedo. No puedo ser mas fuerte de todo lo que ya fui, basta por favor.
No quiero un nuevo comienzo de nada, quiero irme lejos, no volver..

Lo triste que hay en tus ojos, 
pesadas lagrimas de amor, 
quisiera yo congelarlas, 
hacer hielo tu dolor.

No hay comentarios: