sábado, 16 de enero de 2016

Sábado de trasnoche

Saquenmelo de adentro, saquenme esos cinco años, quemenlos y que se hagan cenizas, y que en el peor de los casos de allí renazca algo nuevo cual Fénix que renace de sus cenizas, pero que no reviva nada. Eso no es lo que marca la eternidad del Fénix, sino que ella esta marcada por la posibilidad de morir y revivir, sin pasado, sólo futuro.

No hay comentarios: